Dada la información que busca aquí esta la respuesta.

Estimulan la quema de grasa almacenada.2- Reducen problemas cardiovasculares.


Las antocianinas son las encargadas también de aportar a las fresas la capacidad para suprimir las respuestas inflamatorias del cuerpo. Esto produce se reduzca el nivel de colesterol y se evite el riesgo de sufrir hipertensión. Se han llevado estudios que afirman que, las mujeres que consumen fresas o arándanos dos o tres veces por semana, pueden reducir el riesgo de padecer un infarto de miocardio en un 32%. Son un buen método hidratante.